9. El blues en la actualidad

El blues es, hoy en día, una música universal que ha impregnado la práctica totalidad de la música moderna. En unos momentos históricos en los que el predominio asfixiante de la falsedad del posmodernismo y lo políticamente correcto paralizan y cohartan la libertad creativa y, con ello, al pensamiento crítico, la música visceral, auténtica y apasionada que nació en las plantaciones del Viejo Sur sigue desarrollándose y evolucionando en muchas vertientes distintas, representando una bocanada de aire fresco en los espíritus de sus seguidores: desde el punk blues a la vuelta a los sonidos africanos pasando por todos los subgéneros que se han desarrollado durante este siglo (Chicago blues, blues del Delta…).

Es rara la ciudad de cualquier parte del mundo en el que no hay locales donde se no programen conciertos de blues. Y más raro aún es el músico entre cuyas influencias no se incluya el blues o que no lo haya practicado durante su etapa de formación.

Pese a que John Lee Hooker dijera que “cuando me entierren, enterrarán al blues conmigo”, la música del diablo sigue hoy más viva que nunca y, a pesar de las incertidumbres que la era digital trae a la música entendida simplemente como mercado, el número de aficionados crece sin parar. Series documentales como “The Blues” de Martin Scorssesse o películas como Cadillac Records dan a conocer el fascinante universo de esta música maravillosa.

Interpretes como Otis Taylor, con su magistral mezcla de blues y country; Corey Harris, con su exploración de las raíces africanas y caribeñas del género; o el virtuosismo de guitarristas como Susan Tedeschi demuestran que al blues aún le quedan muchos años por delante. Al menos otro siglo más…

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: